Ok, ya tenemos el nuevo negocio ¿y luego?

Los amigos de “nuevos negocios” deberían de entender que la función que realizan es vital para la supervivencia del negocio, sin nuevos negocios no hay forma de crecer, de mantener un negocio en crecimiento… y cualquier negocio que empieza, está buscando su crecimiento, o ese se supone que debe ser el objetivo.

Pero ¿qué pasa con los amigos de nuevos negocios? Por lo general no saben cuándo hacerse a un lado, cuándo dejar pasar al equipo de atención al cliente, para que el negocio que trajeron se pueda cuidar y atender como es debido.

Es el mismo caso que los vendedores de automóviles, una vez cerrada la venta y entregada la unidad… hay que dejar que el equipo de servicio atienda al feliz propietario. El vendedor no va a realizar el cambio de aceite ¿verdad? Ni tampoco va a verificar los inyectores ni ninguna de las monadas que tan bien saben hacer los compañeros de servicio.

Eso mismo es lo que deben hacer nuestros amigos de nuevos negocios, estar al pendiente, sí, pero no de forma insistente, dejando al equipo trabajar en la atención, nutrición y crecimiento de la cuenta, probablemente más un seguimiento telefónico que presencial, alejarse de la figura insistente de vendedor y orientarse más al trabajo apapachón de atención. Con eso, tendrán el tiempo y la energía libres para atraer el siguiente negocio, de lo contrario todos nos desesperamos en la atención ¿y luego quién nos trae nuevos clientes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s